Tienda

Guerras de color







    - ¿Acaso crees que nosotros, simples individuos, podríamos hacer algo? El gris de esa ciudad se extiende hasta más allá de donde nuestros ojos alcanzan a ver, no podríamos cruzarla y seguir al otro lado. Es hora de parar.
    - ¿Y por qué cruzarla? La pintaremos.
    - ¿Estás loco? Debes estarlo, porque esto es una locura. Son cientos de kilómetros. ¿Cómo lo haríamos?
    - "Cómo lo haríamos" no, "cómo lo haremos". Llevaremos el color al edificio más alto de la ciudad, allí donde todos lo pueden ver. Una vez lo consigamos, los ciudadanos harán el resto, porque... ¿quién se puede conformar sólo con un poco de color?